Bukowski, ríos de dopamina y creatividad

Existe en el cerebro un único circuito del placer (1, 2), un entramado neuronal concreto, que incluye al área tegmental ventral y el núcleo accumbens (2). El principal neurotransmisor asociado a este circuito es la dopamina, que cumple un papel central en varias regiones del cerebro implicadas en el movimiento, la motivación y la recompensa por sensaciones placenteras (1)

Desde hace un tiempo largo se sabe que muchas de las sustancias adictivas para el hombre, incluyendo el alcohol, conllevan a un aumento de la actividad mediada por la dopamina (1,3,4,5). Sin embargo, solo recientemente ha comenzado a validarse, con información científica, otra importante asociación: la dopamina podría estar ligada a la creatividad, definida como la capacidad de generar algo nuevo y positivo, que va más allá de lo familiar o aceptado (6).

Interesantemente, se ha observado que algunos genes involucrados en vías de señalización de la dopamina afectan los resultados obtenidos en varios test de creatividad. Los genes en cuestión tienen funciones importantes tanto en la degradación de la dopamina (COMT) como en la unión de la misma (receptores como DRD2) (7, 8, 9). En otras palabras: los individuos con ciertos alelos* de genes relacionados con el manejo de la dopamina podrían ser más creativos.

De este modo, el hecho de que muchas sustancias adictivas afecten los circuitos de la dopamina y esta, luego, tenga influencia sobre la creatividad, comienza a completar un interesante marco de relaciones, un marco donde tal vez pueda comprenderse mejor la controvertida relación de muchas figuras de las artes con sustancias psicoactivas. En particular, grandes escritores de la historia han tenido un vínculo cercano con la bebida, a tal punto, que la propia Wikipedia incluye entre sus páginas un link directo a este tópico:

https://es.wikipedia.org/wiki/Literatura_y_alcohol

Aunque grandes escritores hayan tenido un vínculo estrecho con la bebida, es preciso aclarar que, aun cuando el alcohol pueda tener una asociación con la creatividad, lejos está de ser la fuente de cualquier talento, sino, surgirían siempre grandes escritores al cabo de un par de copas, cosa que, claramente, no ocurre. Esto solo sucede con algunos elegidos, como fue sin duda el caso de Charles Bukoswski.

Henry Charles Bukowski, nació en Alemania, en 1920, y al poco tiempo sus padres se mudaron a los Estados Unidos. Como ha ocurrido con varias figuras del arte, el pequeño Charles fue menospreciado por su padre, quien lo castigaba a golpes cuando le venía en gana. En cuanto descubrió que Charles escribía, no tuvo reparos en arrojarle sus cuentos a la calle, y terminó por echarlo de su casa, como si ese futuro gran escritor no mereciera habitar bajo su mismo techo, rancio y pobre. Así, el joven Bukoswki comenzó a vagabundear por las calles de su ciudad adoptiva, Los Angeles, conociendo su costado más sórdido y marginal. La bebida se volvió rápidamente una fiel compañera, a la que no abandonaría en toda su vida, incluso, luego de rozar la muerte a los treinta y cinco años, cuando ingresó en una guardia de urgencias a causa de una úlcera sangrante. Costeándose la vida y el alcohol con pequeños trabajos, conoció al primer amor de su vida, Janet Cooney Baker, quien, de algún modo, parece que hasta lo hubiera suplantado en su destino, ya que fue ella quien tomó hasta morir, literalmente, de una fatal borrachera.

De tantos tugurios de mala muerte, de tantas resacas y revolcones, de tantas madrugadas y trabajos precarios, Bukoskwi se caló hasta lo más hondo. Lector ávido y escritor constante, de a poco sus experiencias fueron derramándose en poemas y relatos; oscuros, por lo general, crudos y directos, normalmente, pero siempre magistrales. Escribió donde pudo y como pudo, en cualquier momento y lugar.

Después de recurrir a todo tipo de empleos circunstanciales, recién consiguió dedicarse de lleno a la escritura a los cincuenta años, momento a partir del cual se volvió un autor sumamente prolífico y cada vez más reconocido.

Pocos como Bukoswki supieron retratar tan bien los matices de una vida marginal, de aquellos que son, o se consideran, perdedores, loosers, destinados a vagabundear sin horizonte alguno, indiferentes a todo lo que no sea conseguir una petaca para despatarrarse en el primer zaguán que se cruce en el camino.

Pero Bukowski, más allá de haber transitado por los caminos que relata, también sabía tener un pie en otra parte y una cabeza en otro mundo, aislada de la atmósfera de vapores alcohólicos que lo acompañaba a todas partes. Sus neuronas, a la par de sus lecturas, se extendieron por su cerebro como ramas de un árbol frondoso, y su constancia para escribir terminó por consolidar su talento innato. Esta combinación potenciada con borbotones de alcohol en altas dosis resultó en una combinación portentosa, una explosión de letras, de rimas, de dopamina y creatividad.

A continuación, uno de sus poemas:

Aire y luz y tiempo y espacio.

Sabes, yo tenía una familia, un trabajo, algo
siempre estaba
en el medio,
pero ahora
vendí mi casa, encontré este
lugar, un estudio amplio, deberías ver el espacio y
la luz,
por primera vez en mi vida voy a tener un lugar
y el tiempo para
crear.

No, nene, si vas a crear
vas a crear trabajando
dieciséis horas por día en una mina de carbón
o
vas a crear en una piecita con tres chicos
mientras estas
desocupado,
vas a crear aunque te falte parte de tu mente y de
tu cuerpo,
vas a crear ciego
mutilado
loco,
vas a crear con un gato trepando por tu
espalda mientras
la ciudad entera tiembla en terremotos, bombardeos,
inundaciones y fuego.
nene, aire y luz y tiempo y espacio
no tienen nada que ver con esto
y no crean nada,
excepto quizás una vida más larga para encontrar
nuevas excusas.

De Charles bukowski, poemas, editora A.C. Argentina, 1995.

*Alelos: cada una de las formas alternativas que puede tener un gen, debido a diferencias en la secuencia de ADN y que, eventualmente, puede manifestarse en modificaciones concretas de la función de ese gen


Para seguir leyendo:

(1). Berridge, K.C., Kringelbach, M.L. 2015. “Pleasure systems in the brain”. Neuron 86 (3): 646–664.

(2). Linden, D. 2011. The compass of pleasure, Penguin books, EEUU.

(3). Di chiara, G. 1997. Alcohol and dopamine. Alcohol Health Res World. 1997;21(2):108-14

(4). Ramchandani, V.A. y col. 2011. A genetic determinant of the striatal dopamine response to alcohol in men. Molecular Psychiatry (2011) 16, 809–817.

(5). Spanagel, R. (2009). Alcoholism: A Systems Approach From Molecular Physiology to Addictive Behavior. Physiol Rev 89: 649–705, 2009.

(6). Zaidel, D. W. (2014). Creativity, brain, and art: biological and neurological considerations. Frontiers in Human Neuroscience, Volume 8, Article 389.

(7). Zabelina, D. L., y col. (2016). Dopamine and the Creative Mind: Individual Differences in Creativity Are Predicted by Interactions between Dopamine Genes DAT and COMT. Plos ONE. DOI:10.1371/journal.pone.0146768.

(8). Orjan de Manzano, O. y col. (2010). Thinking Outside a Less Intact Box: Thalamic Dopamine D2 Receptor Densities Are Negatively Related to Psychometric Creativity in Healthy Individuals. Volume 5; Issue 5, e10670.

(9). Zhang, S. y col (2014). Association of COMT and COMT-DRD2 interaction with creative potential. Front Hum Neurosci. Front Hum Neurosci; 14;8:216. doi: 10.3389/fnhum.2014.00216. eCollection 2014.

https://es.wikipedia.org/wiki/Literatura_y_alcohol

IMDb. Charles Bukowski biography. Disponible en:  http://www.imdb.com/name/nm0001977/bio?ref_=nm_ov_bio_sm

Wikipedia. Charles Bukowski. Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Charles_Bukowski

Revista Eñe. Vida y Obra: Charles Bukowski. Disponible en: http://www.revistaenie.clarin.com/literatura/poesia/Vida-Obra-Charles-Bukowski_0_895710682.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s