Las inagotables influencias del yin y el yang

Los conceptos del yin y el yang han sido ampliamente utilizados para ejemplificar el dualismo que puede hallarse en todas las cosas. El arte, por supuesto, no está ajeno a este concepto y la literatura en particular, tampoco. Un clásico donde incluso se apeló a la dualidad como argumento de una obra literaria lo constituye sin dudas el libro de Robert Louis Stevenson: “El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde”. En dicha novela, el Dr. Jekyll presupone que el bien y el mal coexisten dentro de cada ser humano y elabora una poción capaz de separar estas características. Haciendo uso de su propio desarrollo se convierte en Mr Hyde, su costado maléfico. Resulta sumamente interesante que la transición de Dr. Jekyll a Mr. Hyde sea reversible, ya que el efecto de la poción puede contrarrestarse mediante un antídoto.

En el terreno científico, la dualidad ha sido utilizada en numerosas oportunidades en el campo de la física y de la química: la contraposición entre cargas positivas y negativas o la naturaleza energética y corpuscular de la luz son muy buenos ejemplos, solo por mencionar algunos casos. Sin embargo, el avance de la biología comenzó con retraso con respecto a las otras disciplinas y fue un ámbito más reacio a la aplicación del concepto del yin y del yang. De hecho, en el área de la inmunología, recién a partir de 1970 comenzó a postularse que, por ejemplo, si bien el sistema inmune tiene la función de atacar a los patógenos del cuerpo y cuenta con células capaces de concretar una fuerte respuesta contra los agentes nocivos para el organismo, también incluye una contraparte, células capaces de suprimir y aplacar respuestas exacerbadas. El descubrimiento y la caracterización posterior de células con esta capacidad, como diversos tipos de células regulatorias y supresoras, llevó a otro nivel la visión global del sistema inmune, comprendiéndose que está formado por dos fuerzas opuestas que coexisten en equilibrio, y cuyo desbalance puede resultar perjudicial. Una merma de la función regulatoria ha sido asociada, por ejemplo, a enfermedades autoinmunes, mientras que un exceso puede observarse en el caso de patologías como el cáncer o la infección de determinados patógenos. Además, muy notoriamente, en similitud con el caso de Dr. Jekyll y Mr Hyde, muy recientemente se ha descubierto que incluso las mismas células pueden adoptar una capacidad agresora en una circunstancia, y luego, de manera reversible, pueden convertirse en su contraparte, células supresoras. De este modo, y aunque tardíamente, la inmunología ha terminado por unirse también a la inagotable esfera de influencias del yin y el yang, en este caso, realizando un aporte desde el ámbito científico.

Y si bien la ciencia y la literatura siempre han marchado por aceras opuestas, acaso tampoco sea absoluta la manera contrapuesta de abordar la realidad de cada una. Puede que en algún punto ambas se entrecrucen, un pequeño roce de la ciencia en la literatura, un diminuto contacto de la literatura en la ciencia. Al fin y al cabo, esa es la finalidad última de estas notas, buscar puntos de contacto entre dos maneras opuestas, pero igual de valiosas, de contactar con el mundo que nos rodea.

————————————————————

Bibliografía

Stevenson, R. L. (2006). El extraño caso del doctor Jekll y Mr. Hyde. Editorial Valdemar, España.

Eardley DD, Staskawicz MO, Gershon RK. (1976). Suppressor cells: dependence on assay conditions for functional activity. J Exp Med. 1;143(5):1211-9.

Sakaguchi S, Sakaguchi N, Asano M, Itoh M, Toda M. (1995) Immunologic self-tolerance maintained by activated T cells expressing IL-2 receptor alpha-chains (CD25). Breakdown of a single mechanism of self-tolerance causes various autoimmune diseases. J Immunol. 1995 Aug 1;155(3):1151-64.

Kleinewietfeld M, Hafler DA. (2013). The plasticity of human Treg and Th17 cells and its role in autoimmunity. Semin Immunol. 15;25(4):305-12.

Palabras clave: ciencia, literatura, yin y yang, divulgación científica, inmunología

Anuncios

One thought on “Las inagotables influencias del yin y el yang

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s